Empezar a correr: todo lo que necesitas saber

empezar a correr

Es positivo complementar nuestra rutina de gimnasio con algún día de cardio. Y correr es uno de los mejores ejercicios que puedes realizar para estimular tu sistema cardiorrespiratorio. Sin embargo, iniciarse en el mundo del ‘running’ no siempre es tarea fácil y, por eso, aquí tienes varios tips para empezar a correr.

¿Cuánto tiempo tengo que correr al día?

La primera semana basta con que corras un día y con 30 minutos a ritmo moderado será completamente suficiente. En caso de no poder correr 30 minutos, puedes combinar correr y caminar. Sabemos que parece poco, pero en estos primeros días, la idea es poner en marcha de nuevo todo nuestro sistema cardiorrespiratorio, por lo que con esto será más que suficiente.

Recomendamos que, en caso de tener que combinar correr con andar, los tramos en los que corráis sean más largos que en los que vayáis andando.

Motivación para empezar a correr

La mayoría de la gente que incluye el ejercicio cardiovascular en su entrenamiento acaba abandonando por falta de motivación. Si este es tu caso, vamos a darte un par de consejos que te vendrán muy bien cuando pienses en abandonar.
En primer lugar, sabemos que los primeros días estarás lleno de motivación y muy entusiasmado con la idea de empezar a correr, pero, con el paso del tiempo (y con el peso de las agujetas) esta motivación se irá perdiendo poco a poco (a nosotros también nos pasa). El principal remedio para no abandonar es, que los días que os encontréis más desmotivados sigáis yendo a correr. Aunque tan sólo sean 10 o incluso 5 minutos. El objetivo no es hacer deporte, si no mandarle un mensaje muy claro a nuestro cerebro: “Mis objetivos son innegociables”. Porque, incluso el día que más cansado estás, sigues persiguiendo tus objetivos.

Otro truco para conseguir no romper con tu rutina es ir apuntando en un calendario los días consecutivos que entrenamos e intentar que esa cadena de días consecutivos no se rompa. Y cuando se rompa, volver a contar de 0 e intentar superar los días consecutivos de entreno.

En segundo lugar, la música es un elemento motivador esencial a la hora de empezar a correr. Puede que, sin música, estés demasiado pendiente de la fatiga y acabes por parar. O puede que se te haga muy pesado y no vuelvas a salir a correr. La música no sólo te servirá de motivación, sino que además te ayudará a distraerte y a no notar en exceso la fatiga.

Equipamiento

empezar a correr

Es importante tener un equipamiento óptimo, porque con unas buenas zapatillas de running y unos calcetines adecuados evitarás rozaduras y absorberán mejor el impacto de tus pies y, por lo tanto, cuidarás mejor tus articulaciones y evitarás lesiones importantes.

Descansa

Descansar es también clave cuando hablamos no sólo de correr, sino de ponernos en forma en general. Por eso, es importante que descanses combinando salir a correr con el entrenamiento en el gimnasio.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿conocéis algún tip más para empezar a correr? ¡Comentad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *