Cuántas kilocalorías tienen nuestros alimentos favoritos

kilocalorías

En este post hemos decidido hablar de las kilocalorías (y macronutrientes) que tienen todos esos caprichos alimenticios que nos atizamos de vez en cuando, para que sepáis de una vez por todas qué estáis comiendo cuando os dais el gustazo y si, de cara a la operación bikini, os sale rentable (aunque ya os aseguramos de entrada que no). Bien, ¿estáis preparados para llevaros las manos a la cabeza?

¡Pues adelante! A contar kilocalorías

Hamburguesería/ Fast food clásico

No sabemos que será, pero cada vez que uno va a un fast food sale convencido de que esa comida basura es LO MEJOR del mundo. Sin embargo, ninguna de las veces que hemos ido, hemos pensado en contar las kcal que le estamos metiendo al cuerpo, ni si son alimentos lo suficientemente nutritivos como para comerlos un par de veces al mes.

Por ello, vamos a desgranar nutricionalmente en qué consiste un menú básico de uno de estos fast food:

  • Patatas fritas pequeñas: 230 kcal
  • Hamburguesa de pollo: 488 kcal
  • Cocacola: 139 kcal

Muy bien, tan sólo con un menú de los básicos estás ingiriendo un total de 823 kilocalorías. No está mal, ¿no?

Vamos a analizar otro producto, la famosa hamburguesa whooper. Atención:

  • Kcal: 536’4
  • Hidratos: 53 g
  • Colesterol: 6 mg
  • Fibras: 5 mg
  • Grasas: 26 gr
  • De las cuales saturadas: 9 gr
  • Proteínas: 23 gr
  • Sodio: 2094 mg

Por lo tanto, a la pregunta ¿es nutricionalmente saludable comer en un restaurante de comida basura? La respuesta obvia es que no. Demasiadas grasas saturadas que, combinadas con los azúcares de la cocacola provocan efectos bastante nocivos en nuestro organismo (a la larga, claro está).

Pizza: la reina de las kilocalorías

Si hay una reina en la categoría de los pesos pesados en cuanto a la ingesta de kcal se refiere, esa es indudablemente la pizza. Bien, analicemos cuántas kcal estamos comiendo cuando decidimos prepararnos (o pedir) un alimento de este tipo:

Los valores son aproximados, pues se suele informar  del valor nutricional del producto cada 100 gr.

  • Una pizza mediana son entre 500 o 600 gr, pero vamos a hacer el cálculo con 500 (para tirar un poco por lo bajo).
  • Cada porción de 100 gr de pizza barbacoa contiene 226 kcal.
  • Por lo tanto en un cálculo sencillo podemos deducir que una pizza barbacoa mediana tiene 1.130 kcal.

Sí, parecía menos, ¿eh? Si decidieses comer una pizza al día estarías engordando más de un kilo a la semana tan sólo por la pizza. Evidentemente, si haces más comidas al día, como es lo natural. Pero ello sólo si ingerimos la pizza, porque si después tomamos una lata de cocacola, habrá que sumar otras 139 kcal. UFF, toda una locura. No queremos ni pensarlo.

¿Y el tapeo?

Bueno, los dos anteriores son HIPERCALÓRICOS, pero seguro que las tapas se salvan, si son dos bocaditos de nada. Si pensáis esto, seguid leyendo almas de cántaro, que menudo chasco.

Bien, hemos decidido escoger una de las tantas taperías para cenar con amigos, no son muy caras, son variadas y un lugar agradable para estar de cerveceo, pensando que así no estaremos comiendo demasiado y podremos seguir perdiendo peso -aunque sea menos de lo habitual-, hasta que te das cuenta que, esos pequeños montaditos y tapas, son también un porrón de kcal. ¿Lo analizamos?

  • Empezamos pidiendo unas patatas con bacon, queso cheddar y mozzarella y, ¡sorpresa!, 437.8 kcal que, si las compartes con tu pareja, se queda en la nada desdeñable cantidad de 218.9 kcal.
  • Después unos inocentes nachos con queso cheddar y mozzarella y, ¡sorpresa de nuevo!, 938 kcal que, compartidas con algún amigo o pareja, se queda en 469 kcal.
  • Y acabamos con un par de montaditos (que están aproximadamente por las 150-300 kcal dependiendo el montadito, aunque nos quedamos con 150 kcal por tirar por lo bajo, así que 300 kcal entre los dos montaditos).
  • Acompañando todo esto con un par de cervezas, que no estamos para tonterías, ¿no? pues a 90 kcal la caña, se nos quedan en 180 kcal más.

Pues la cena de tapeo se nos queda en un total de 1.167.9 kcal, todo un logro.

Últimos consejos a la hora de cenar fuera

Evidentemente y, a pesar de lo que hemos dicho en el post, no vas a quedarte toda la vida sin cenar fuera de casa. Es importante, de hecho (y esto es opinión de enforma10), que salgáis de vez en cuando, que os despreocupéis de las kcal que vais a ingerir por un día y que disfrutéis, tanto de la compañía como de la comida.

Controlar lo que comemos está bien, pero no nos podemos obsesionar con ello. Salir de vez en cuando os va a venir muy bien tanto para socializar (imprescindible) como para olvidaros de la dieta (imprescindible). Así que controlad vuestra dieta (¡pero con moderación!).

Y hasta aquí el post de hoy, esperamos que os haya encantado y que lo hayáis disfrutado tanto como nosotros escribiéndolo.

¿Por qué comida estaríais dispuestos a saltaros la dieta? Queremos saberlo…

¡Comentad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *