5 consejos para conseguir tus objetivos

objetivos

Esta entrada no es usual. No trata sólo de fitnes y, por lo tanto, no sólo se refiere a conseguir los objetivos en el gimnasio, sino que es útil para casi cualquier faceta de la vida. Si quieres conseguir algo, sigue los siguientes consejos y tus posibilidades aumentarán drásticamente. Son cinco sencillos trucos que te ayudarán de forma drástica a que no rompas el ritmo y la constancia y puedas, de esta manera, comenzar a ver resultados.

¿Quieres alcanzar tus sueños y metas?

Y, ¿a qué esperas? ¡Sigue leyendo!

I.-Focaliza

Es necesario que te centres en realizar algo. Cuantas más distracciones tengas, peor será el resultado de lo que estés haciendo. Si quieres estudiar pero cada cinco minutos te llega al móvil una notificación de whatsapp, sabes muy bien que acabarás por desperdiciar el día. Si quieres ponerte en forma, pero cada vez que vas al gimnasios te pones a hablar 15 minutos entre ejercicio y ejercicio, van a pasar dos cosas, vas a estar mucho más tiempo del necesario en el gimnasio y, en segundo lugar, no va a servir de nada.

Por eso es tan importante poner tu foco en algo y desatender todo lo demás. Si tienes que estudiar, o que escribir un trabajo, o un libro, minimiza las distracciones lo máximo posible. Apaga el móvil y sitúalo lejos de donde te encuentres.

II.-No tengas demasiados objetivos

Tiene que ver bastante con el anterior punto. Tener muchos objetivos tampoco te permitirá poner el foco en ninguno. Por lo tanto, desde enforma10 recomendamos un máximo de 3 objetivos. Si tienes más, lo que acabará pasando es que no tendrás tiempo para ninguno y habrá sido una pérdida de tiempo.

Tener demasiados objetivos es lo mismo que no tener ninguno.

III.-No abandones

Sí, parece más fácil de decir que de hacer. Sobre todo cuando los resultados que esperabas no están llegando tan rápido como imaginabas en un principio. Pero la clave para ver resultados es la constancia. La gente espera apuntarse al gimnasio y notar los cambios el primer mes.

Y no.

Pero es si abandonas de la única manera en la que no sólo no vas a mejorar, sino que probablemente acabes empeorando. Y esto también vale para todo. Si quieres aprender un idioma y lo dejas a los 3 meses, no te habrá valido para absolutamente nada. Por ejemplo, en el siguiente vídeo de @sergio_trainer se puede ver como una persona se pone en forma, pero hasta los 6 meses no se nota apenas el cambio.

IV.-No te dejes arrastrar por la pereza

La pereza es una mala compañera y se puede vencer en un segundo (o incluso menos). A la pereza se le vence en el tiempo en el que se tarda en tomar una decisión. Si tienes que ir al gimnasio, no estés dándole vueltas a tooooodo lo que tienes que hacer. “Tengo que hacerme la mochila, después ir 10 minutos en coche, aparcar, entrar y hacer una hora de ejercicio…”, pensando así, obviamente, nos va a costar mucho más conseguirlo. En cuanto empieces a pensar así, lo mejor que puedes hacer es decidir que tienes que ir y realizar todo tan rápido como puedas y ir al gimnasio. Si dejas pasar el tiempo, no irás.

V.-Crea un ambiente que facilite las tareas

Generar el ambiente adecuado puede eliminar de golpe la pereza (o casi toda la pereza). Por ejemplo, si tienes que ir al gimnasio, lo mejor que puedes hacer es preparte la mochila la noche antes, de esta forma, al día siguiente no te dará tanta pereza ir al gimnasio. Pero esto es válido con todo. Si tienes que ir a la universidad, prepárate la ropa o la mochila.

En definitiva, organízate todo la noche anterior, con este pequeño truco conseguirás eliminar casi toda la pereza.

Y hasta aquí estos cinco sencillos consejos para conseguir tus objetivos. ¿Usáis otros trucos para mejorar la eficacia? Contádnoslo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *